16.3.14

Recetas : Pan Naam

No hay receta mas fácil y que sea mas resultona que la del pan hindú naam, porque vale tanto para un roto como para un descosido, meriendas, cenas, acompañamientos, aperitivos.

Hace tiempo que conocimos esta receta a través de uno de los enlaces de uno de nuestros blogs favoritos, Beautiful Mess, en el que nos presentan varias maneras de preparar pequeñas pizzas, tomando como base, la receta del pan naam de Food Coma.

No puede ser mas fácil, y encima de pocos ingredientes:

  • Yogurt Griego
  • Harina de trigo (dos envases de harina por cada envase de yogurt)
  • Levadura Royal (un sobre por cada cuatro envases de harina)
  • Sal 
  • En algunas recetas utilizan agua templada, en la que yo sigo, no se utiliza líquido alguno.
Yo suelo usar para hacer panecillos para 5-6 personas, 3 yogures griegos, 6 envases de yogur llenos de harina, un sobre y medio de levadura, y  sal.  A la receta original suelo añadirle cosillas.. ajo en polvo, o ajo natural picado, piñones,  semillas de sésamo, perejíl .. aceitunas negras picadas o incluso uvas pasas .


Yogurt griego

Ajo y perejil picado

Levadura en polvo

Harina de trigo
Se mezclan los ingredientes en un bol, hasta conseguir una masa homogénea, se hace una bola y se deja reposar una hora. Yo cuando tengo prisa lo que hago es poner el recipiente  cerca de una fuente de calor, o incluso lo pongo sobre otro  con agua caliente para acelerar el proceso del fermentado. 




Una vez reposada, reparto la masa en pequeñas bolas, para después poder darle la forma de "tortillas". Con el tiempo uno aprende a hacer las tortillas mas o menos voluminosas, dependiendo del fin último del pan, si lo vais a usar para mini pizzas, o para una pizza mas grande, o simplemente como nosotros hoy como  apertitivo con anchoas y cebolla caramelizada.


En una sartén ligeramente engrasada con aceite de oliva  doráis las tortillas a fuego medio, y podréis ver como duplican su tamaño.. Eso si os acordáis de la levadura, porque yo una vez le terqueé a mi amiga Lucia que no hacia falta levadura, un lapsus que nos costó comer un pan horroroso, y eso que no era la primera vez que las hacía .. pero son cosas del directo y de la edad, supongo.. 


Una vez doradas.., las pasáis a una fuente de horno, y las horneáis 8-10 minutos a 180 - 200º. Si las váis a usar para hacer pizzas, utilizáis como medida de tiempo, la cocción de los ingredientes que les hayáis añadido.

Los nuestros están listos para comer.. ñam, ñam.


Si os fijáis, con respecto a al pan naam que aparece en el blog que os mencionábamos al principio, el que yo hago es bastante mas grueso, no tiene ese aspecto de "tortilla" mexicana, pero despues de probar varios grosores y acabados, este es el que mas nos gusta, sobre todo cuando lo comemos así solo.. sin utilizar como base de pizza.

Que paséis una feliz tarde de domingo!!